Como me gusta incluir en las Prebodas  a nuestras mascotas, es tan lindo ver el cariño que se les puede tener y el amor incondicional que nos dan.

Esta vez nos fuimos a El Saler, lo pasamos súper bien, muchas risas, complicidad y empatía y eso para mi es todo porque lo que busco además de ser su  fotógrafa de Bodas es tener buen rollo.

Es muy lindo hacer estas sesiones porque es un recuerdo que podemos incluir en el álbum y además es un momento para conocernos y pasarlo bien.

Estas sesiones antes de la boda son una gran oportunidad para conocernos un poquito más y podamos romper el hielo y crear confianza para el día de la Boda.

Os presento un pequeño resumen de las tantas fotografías que hice , espero que os guste ♥

Agradecer a Romeos y Julietas por presentarme a esta maravillosa parejita.