Boda de Hector y Naza

Este post lo quiero dedicar a TEBA un peludito que  dejó a sus humanos físicamente pero que siempre estará presente.

Conocí a Naza y Héctor gracias a nuestras queridas  amigas de Romeos y Julietas. Cuando nos contaron cómo sería la boda, me quedé más que enamorada, ya me habían adelantado que sería una verbena al aire libre con peluditos de invitados

Llegó el día en que los conocí, ¡por fin! Me cautivaron la sencillez de Naza y la frescura de Héctor. Lo bonito de nuestro encuentro fue que conectamos enseguida. Cuando me contaron a qué se dedicaban, ¡lo entendí todo! Trabajar con animales que ayudan a los seres humanos te hace muy sensible y apreciar la vida y respetar a todos. Como dice la Fundación ACAVALL “Personas y animales, juntos para hacer sonreír al mundo”. Os invito a pasar por su página web, os va a encantar este proyecto.

Por mi experiencia en esta profesión, considero importante el feeling humano que tenemos que sentir ambas partes y esta vez fue un flechazo. Su manera de transmitir amor hacia ellos y a los demás me llegó al alma.

Qué puedo decir de estos dos humanos, simplemente que me enamoraron, que su entrega hacia su familia, amigos y trabajo es infinito.

Mil gracias por dejarme crear por dejarme ser libre en vuestra Boda y dejarme volar !